Cómo potenciar las habilidades de liderazgo

El primer paso es definir el liderazgo. Es una palabra que se repite en los distintos ámbitos de la vida y que ha tomado un peso importante en lo laboral.

Se puede explicar como la influencia que se ejerce, de forma positiva, en el entorno, con el fin de incentivar al equipo para que trabajen en una misma dirección y bajo el mismo objetivo. Para ello, diferentes estudios han creado consejos para lograr ser un líder efectivo.

Usa su “poder” o posición de manera responsable y no abusa de éste. Es decir, no actúa de forma autoritaria ante su equipo, sino que motiva para alcanzar la meta. De la mano de este paso, busca potenciar a las personas de acuerdo con sus habilidades y fortalezas, determinando la forma y momento para hacerlo.

Además, el líder es el encargado de inspirar a su grupo. Esto es alcanzado a través del ejemplo que entrega a través de su trabajo y esfuerzo.

Por otro lado, existen tipos de liderazgo que se adecúan al ambiente en que se desarrollan. Determinar cuál es la mejor forma de dirigir un equipo de trabajo va a depender de las características de dicho equipo, del líder y la situación.

Para ello existen programas que enseñan y entregan las herramientas para cumplir con esto. Formación Permanente cuenta con el Diplomado en Desarrollo de Habilidades Directivas, basado en la ontología del lenguaje, con el fin de potenciar sus recursos de interacción para cultivar redes de confianza.